En el marco de la 70° Plenaria del CONFEDI y de cara a la acreditación de carreras bajo nuevos estándares, el Ministro de Educación, Jaime Perczyk, y el Secretario de Políticas Universitarias, Oscar Alpa, reflexionaron sobre el aporte de la ingeniería al desarrollo del país.

Empieza un camino que tiene que ver con la transformación de la ingeniería en Argentina”, afirmó el Presidente del Consejo Federal de Decanas y Decanos de Ingeniería (CONFEDI), Oscar Pascal, durante la apertura de la 70° Plenaria, que tuvo lugar este martes.

Bajo el lema “la ingeniería y las políticas públicas”, el encuentro refleja el trabajo “codo a codo” con los ministerios de Desarrollo Productivo; Mujeres, Géneros y Diversidad; Ciencia, Tecnología e Innovación, y Educación, indicó Pascal.

El secretario general del CONFEDI, Néstor Braidot, coincidió sobre lo “particular” del momento, ya que “500 carreras de ingeniería van a rediseñar sus planes de estudio”, tras la aprobación de los estándares segunda generación. “Más allá de que es una gran tarea para decanas y decanos, es una gran oportunidad de innovar en las carreras de ingeniería, hacerlas o adecuarlas a lo que requiere el desarrollo del país”, expresó Braidot.

La ingeniería se piensa amplia, sabe que tiene un lugar importante en el desarrollo económico y social. Por lo tanto, no sólo acompaña, sino que pide a las políticas públicas que nos pidan y nos exijan lo que nosotros podemos hacer en nuestros lugares, que son la gestión de las unidades académicas”, manifestó el secretario general del CONFEDI.

En tanto, la rectora de la Universidad Nacional General Sarmiento (UNGS) y anfitriona del evento, Gabriela Diker, destacó que la nueva edición de la Asamblea no sólo “pone de manifiesto una voluntad de intercambio y debate acerca de cómo formar mejor a nuestros profesionales de este campo”, sino también una “voluntad de construir sistema”.

Para Diker, “la apuesta a la planificación a nivel nacional en la formación de profesionales y la apuesta a una regulación del modo en que formamos a nuestros profesionales” muestran “un camino importante para el sistema universitario”. “Las universidades tenemos la obligación de poner el conocimiento que producimos y los profesionales que formamos al servicio de nuestro pueblo”, enfatizó la rectora. Además, celebró que “la perspectiva de género haya ingresado a la agenda de las ingenierías”.

La ingeniería y las políticas públicas

Tras la apertura, el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, y el secretario de Políticas Universitarias, Oscar Alpa, reflexionaron sobre los vínculos entre la gestión académica y las políticas públicas.

Argentina necesita agregar valor a la producción primaria y necesita de la producción industrial”, expuso Perczyk y subrayó: “Hay que trabajar en esa línea, tanto con la producción como con el trabajo. Y la universidad es un actor central en juntar a la producción y al trabajo”.

El ministro dijo que “tenemos la oportunidad de hacer una universidad mejor a partir de todo lo que hemos aprendido y actuado en la pandemia”. En ese sentido, destacó la creación de la red de laboratorios remotos, impulsada por el CONFEDI, y aseguró que “es una realidad no sólo para el sistema universitario argentino”, sino también “algo que podemos difundir en la región”. 

En esa línea, Alpa apuntó que los “laboratorios remotos democratizan la formación, permitiendo acceder a prácticas que a veces estaban circunscritas a otros lugares o lugares muy reservados”. “No son una alternativa a los laboratorios físicos, sino la necesidad de desarrollo de competencias de este siglo”, afirmó el secretario y enfatizó: “Cuando hablamos de derecho a la educación superior estamos convencidos que esta es una herramienta que vamos a seguir acompañando”.

Sobre los desafíos que enfrenta el sistema, Perczyk señaló la necesidad de “mejorar la tasa de retención y de graduación” y la “calificación de los jóvenes y de los trabajadores argentinos”. Ante esta realidad, remarcó la importancia de otorgar titulaciones intermedias y certificaciones que reconozcan trayectos formativos. 

En relación con la acreditación de carreras bajo estándares de segunda generación, Alpa sostuvo que “es una posibilidad que tiene el sistema para poder acompañar y estar al lado de ese desarrollo socio productivo que el país necesita”. En otras palabras: “Pensar no sólamente en pasar un proceso, sino en esa responsabilidad social que tenemos como universidad y sistema social”.

Acreditación de las carreras de ingeniería ante CONEAU

Al final de la jornada, representantes de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) explicaron los ejes del proceso técnico de acreditación que abordarán las ingenierías en 2022. El panel estuvo integrado por la directora de Acreditación de Carreras, Marcela Groppo; la coordinadora de Grado, Ana Filippa, y los responsables de la acreditación de las ingenierías, Martín Akike y Daniela López.

Desde la CONEAU, se apunta a que en 2022 “las instituciones puedan ir haciendo las transformaciones que necesiten”, informó Groppo y consideró que el proceso “puede traer mucho aire fresco a la acreditación”.

De esta forma la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria respondió preguntas de las unidades académicas, podes ver las respuestas en el siguiente video de Youtube.