Mosaico de historias | ver siguiente historia

¿Cómo nace CONFEDI?

Tengo el honor de haber sido el primer Decano elegido democráticamente en la Universidad Nacional de Mar del Plata y también el honor de haber sido integrante de ese grupo que tuve la idea de crear el CONFEDI, allá por 1988. Además fui su primer presidente, y luego integré la Comisión de Ciencia y Tecnología.

En 1986 fui elegido Decano, el primero elegido democráticamente en la historia de nuestra institución. Además de profundizar y consolidar todo lo realizado durante la etapa normalizadora tanto en las áreas de investigación como académica, pusimos énfasis en la integración de la Universidad con todos los actores sociales; en particular, con el sector productivo de bienes y servicios (nuestro perfil regional está caracterizado por las pymes).

También iniciamos un proceso de integración de nuestras Facultades de Ingeniería; así fue que en marzo del año 1987 recibimos a los colegas de cargos equivalentes de la provincia de Buenos Aires. Prácticamente en paralelo, se reunieron varios Decanos en la Universidad Nacional de Córdoba, luego lo hicimos en la Universidad Nacional de Salta para finalmente reunirnos en 1987 en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata donde dimos los pasos fundamentales para la constitución de nuestro querido consejo.

En La Plata además acordamos su nombre y su logo, y definimos la fecha de reunión en Mar del Plata para el año siguiente 1988, cuando queda formalmente constituido el CONFEDI.

El IV encuentro nacional del CONFEDI tuvo lugar en nuestra Facultad de Ingeniería en Mar del Plata los días 15 y 16 de marzo del año 1988.

De acuerdo al programa, el martes 15 se realizó el acto de apertura; el seminario “Política y gestión de la ciencia, la tecnología y la industria”, y un panel sobre “El cambio tecnológico”.
El miércoles 16, por su parte, se abordaron las problemáticas científico-tecnológica e industrial en los planes de estudio de Ingeniería; la política y gestión científico-tecnológica e industrial en el sector privado; y la política y gestión científico-tecnológica e industrial en el sector industrial.

Además de los paneles indicados hubo reuniones de las distintas comisiones oportunamente constituidas, y se realizó el plenario de cierre durante el cual se aprobaron los documentos elaborados por cada comisión: la adhesión a la estructura iberoamericana de apoyo a la enseñanza de la ingeniería (EIABAI); la integración universidad-industria; la situación de la universidad Argentina; y los objetivos y estatuto del CONFEDI, entre otros.

En esa misma reunión se conformó asimismo el Comité Ejecutivo del CONFEDI.

El viernes 18 se dicta de manera complementaria el seminario de gestión integral de la calidad y la productividad, organizado junto a la Confederación General de la Industria.

Son muchas las anécdotas que podríamos contar. Hubo un gran trabajo de integración solidario. Cuando se realizan los primeros contactos para organizar una reunión de Decanos de Facultades de Ingeniería como en todo nuevo emprendimiento muchas son las ilusiones y los deseos de dar vida a un ámbito de discusión y de aporte de soluciones, borrando barreras de falsa competencia ya que la problemática Universitaria necesita el aporte de todos sin exclusiones.

Hoy el CONFEDI es una realidad. Su presencia se va incrementando a través del trabajo de sus miembros. Creo que el CONFEDI realiza sustantivos aportes al conjunto de la sociedad, y que sus objetivos tienen hoy plena vigencia.

Por Jorge Domingo Petrillo


 

Mosaico de historias | ver siguiente historia